Reservas, cancelaciones y normas de la Costanilla de los Ángeles.

*********************************************************************************************************************************************************

Reservas

Para que una reserva se haga efectiva, se realizará un ingreso, en el número de cuenta proporcionado, del 35% del total de la reserva realizada, indicando como concepto, el nombre y DNI del Titular de dicha reserva. En temporada alta se abonará por adelantado el 50% del total de la reserva realizada, entendiéndose por temporada alta: Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Navidad, Semana Santa y Puentes Nacionales y Autonómicos. Una vez en nuestro establecimiento y el primer día de llegada, se abonará el resto del importe correspondiente a la estancia deseada junto con la realización del registro de los huéspedes. Todas las tarifas incluyen el 10% de IVA correspondiente.

Cancelaciones

Temporada baja: de Octubre a Mayo: 14 días (100% de reembolso); 7 días (50% de reembolso)
Temporada alta: de Junio a Septiembre: 30 días (100% de reembolso); 14 días (50% de reembolso)
En caso de no asistencia, no se devolverá el anticipo realizado.

Casas

La casa, junto con su mobiliario y enseres, se entregan en perfectas condiciones para el disfrute del cliente y éste se obliga a devolverla de igual manera que la recibe. El cliente se hará cargo de los posibles daños causados por negligencia o mal uso y los costes de su reposición. Se ruega colocar los muebles en su lugar inicial en caso de moverlos. Está terminantemente prohibido fumar en el interior de las casas, inclusive en ventanas.; si se podrá fumar en las zonas comunes haciendo uso de los ceniceros. No se permitirá la realización de actividades peligrosas, insalubres, nocivas, ilegales o molestas para el vecindario.

Zonas comunes

Por motivos de convivencia, no se permiten aparatos electrónicos sonoros en todas las instalaciones, fiestas o cualquier tipo de reuniones escandalosas que pueda generar molestias a los demás clientes. Se recuerda que La Costanilla de los Ángeles es un sitio destinado al descanso por lo que se ruega el máximo respeto hacia las personas que se encuentran en el establecimiento y al que acuden para relajarse y tener tranquilidad. No está permitido jugar al balón dentro del Complejo.

Jardín, Plantas y Fuente

El jardín NO es un área de juego. Se pueda andar por el césped en momentos puntuales pero no habituales. Las plantas son seres vivos a los que se deben el mayor respeto. No está permitido echar piedras en la fuente ya que el sistema de recirculación de agua podría romperse.

Piscina

El uso y disfrute de la piscina será bajo la responsabilidad de los clientes que se hospeden en el Complejo, siendo ellos los responsables de los daños que puedan sufrir en su persona o en las instalaciones. Los desperfectos constatados en el mobiliario de la piscina serán deducidos de la fianza.

Barbacoa

No se suministra el carbón/leña; se puede comprar en el pueblo. Por motivos de convivencia y respeto hacia las personas que se alojan en el establecimiento, se ruega limpiar las parrillas y tirar el carbón usado después de cada uso. El uso de la barbacoa está sujeta a la normativa contra incendios de la Comunidad de Castilla la Mancha.

Bicicletas

Los desperfectos constatados en las bicicletas serán deducidos de la fianza.

Mascotas

No se admite animales de compañía o mascotas en todas las instalaciones.

Fianza

Será devuelta a la salida, una vez comprobado el estado de las instalaciones. A parte de los incidentes que pudieran surgir, la devolución de la fianza estará sujeta igualmente al nivel de orden y limpieza; si se estima que se necesita más tiempo de lo previsto para reordenar y limpiar (mezcla de enseres en caso de ocupación grupal, etc.), se deducirá el valor correspondiente. Es nuestro deseo mantener el concepto de alojamiento atípico que representa La Costanilla de los Ángeles, tal y como se creó, sin que el paso del tiempo y de las personas pueda restar calidad ni confort, tanto a las casas como a las zonas comunes; la solicitud de la fianza está orienta en ese sentido.

El incumplimiento de cualquier norma impuesta por la dirección será motivo suficiente para que los propietarios tengan derecho a dar por finalizado el periodo de ocupación en cualquier momento, debiendo los inquilinos abandonar las instalaciones inmediatamente, sin ningún derecho a recuperar el importe de la estancia.